PATE DE CAMPAGNE

Es delicioso, muy fácil de preparar y muy práctico. Acompañado de un buen pan o tostitas ,soluciona con éxito una merienda o cena inesperada.




   750 gr. cabezada de cerdo
   500 gr. hígado de ternera
   250 gr. papada de cerdo
   1 cebolla grande 
   tomillo fresco
   3 dientes de ajo
   4 gr de sal
   1 cucharadita de pimienta rosa recien molida
   1/4 cucharadita de nuez moscada
   3 cucharadas de armagnac o vino blanco seco
   Manteca de cerdo ibérico para engrasar el molde
   

En una sartén, rehogamos la cebolla en un poquito de aceite y reservamos.
Yo he utilizado el accesorio picador de la Kitchen Aid para picar gruesos el resto de ingredientes, incluídas las hierbas y especias.


Mezclamos bien toda la picada con la cebolla escurrida y amalgamamos a mano, para repartir bien la sal. 
Engrasamos un molde ( en este caso un molde de Pirex rectangular) con la manteca de cerdo. 
Vertemos en el nuestra mezcla y horneamos a 180º hasta que se evapore todo el  líquido y quede bien sequito.
 Aproximadamente tardará 1 hora y media larga.

Ponemos sobre el paté ya horneado, unos pesos (pueden servir unas latas de conserva grandes) con el fin de prensar las carnes, se compacten y terminen de soltar el líquido que puedan retener. Esto ayudará a prolongar su conservación.

Se refrigera y se sirve acompañado de pan tostado. 

Es una receta extraordinaria y muy similar a la típica receta francesa de los patés que comercializan.