TARTA DE CEBOLLA,VINO BLANCO Y ROQUEFORT

  
MASA QUEBRADA
125 g  mantequilla fria 
200 g  harina
1/2 de cucharadita de sal
30 g de leche muy fría
1 yema de huevo 

Cortar la mantequilla en trozos pequeños y arenar sin amasar con la sal y la harinaAñadir la yema  y la leche fría , y mezclar lo justo para que pueda hacerse una bola,aunque ésta se pegue a los dedos 
Dejar reposar en la nevera al menos 1h, o mejor toda la noche
Cuando la masa haya descansado,  extenderla entre 2 o silpat o 2 trozos de film 
Inicialmente cuesta extenderla, pero enseguida se calienta y se manipula mejor
Forrar con ella un molde previamente engrasado y volver a refrigerar hasta que vayamos a usarla.



Precalentar el horno a 190 ° y empezar con el relleno

RELLENO
1 kg de cebollas
150 g de nata liquida
50 g de miga de pan o 2 rebanadas de pan de molde sin corteza
80 g de vino blanco
queso roquefort, al gusto (opcional)
50 g de aceite de oliva
1/2 de cucharadita de sal
1 cucharada sopera harina
1 huevo grande
pimienta recién molida

Pelar y cortar las cebolla en rodajas finas con una mandolina .
Debemos obtener mas o menos 600 g . 
Pochar en una sartén con el aceite de oliva , hasta que esté muy blandita sin que coja color
En un bol aparte, remojar el pan en el vino blanco, y batirlo junto con el  huevo, la sal ,la pimienta y la harina.
Añadir a este batido la nata y el roquefort, si hemos decidido usarlo
Añadir, ya sin triturar, la cebolla frita


Verter sobre la masa fria y hornear unos 45 min a 180-190 º hasta que la tarta esté bien doradita